INMACULADO CORAZÓN DE LA VIRGEN MARÍA

INMACULADO CORAZÓN DE LA VIRGEN MARÍA

2 CORINTIOS:

– Nos apremia el amor de Cristo, porque el Señor murió por todos para que no vivimos para nosotros mismos, sino para Él que ha dado la vida para que nosotros tengamos vida. Esto que puede parecer un trabalenguas es mucho más simple de saber, sólo podemos vivir de Aquel que nos ha dado la vida, y nuestra vida tiene que ser una respuesta a este Amor tan grande que Dios nos tiene.

– Invitación a vivir en el ministerio de la reconciliación, primero dejándonos reconciliar con Dios, esto es dejándonos perdonar por Dios y en segundo lugar llevando el perdón De Dios a los demás, perdonando como hemos sido perdonados, y atrayendo a los demás a que se acerquen a experimentar el perdón mismo De Dios.

– Si vivimos en esta reconciliación, viviremos que todo es nuevo, que Cristo nos hace criaturas nuevas, que pasa el hombre viejo y vivimos en el hombre nuevo, Jesucristo. Y esto se mostrará en como viviremos en comunidad, y dentro de ella como seremos una comunidad de misericordia, porque el Señor nos ha reconciliado consigo y con cada hermanos.

– Debemos ser una comunidad reconciliada y reconciliadora, que llama a la penitencia por la predicación de la Palabra De Dios, que intercede por los pecadores, que ayuda al penitente con atención y solicitud maternal para que alcance la misericordia De Dios. Además es una comunidad que es el instrumento De Dios para la conversión y la absolución del penitente.

SALMO:

“El Señor es compasivo y misericordioso”.

El Salmo es un cántico a la misericordia, fidelidad y bondad De Dios, que se hace concreta al perdonar en cada situación, al curar nuestras heridas, al no olvidarse de entrar sus beneficios al hombre.

LUCAS:
El corazón de la Virgen María tuvo a la loarlo de su vida, muchas cosas sobre las que meditar, desde el anuncio y nacimiento de su Hijo, hasta su muerte y resurrección y la venida del Espíritu. Aquí no cuenta el evangelista el episodio de la visita de la familia de Nazaret a Jerusalén, con Jesús, y Jesús se pierde. Al dolor de la momentánea pérdida del hijo, se añade para María y José el de no entender el lenguaje que Jesús emplea para explicar su actuación. María conservaba todas estas cosas en su corazón.

Este corazón de María, meditativo, atento, abierto a Dios y a los demás, se convierte en modelo para nosotros, los seguidores de Jesús. Este corazón es mansión para el Hijo, santuario del Espíritu Santo, que es un corazón limpio y dócil, que sabía guardar con fidelidad y meditar continuamente las riquezas de la gracia del Hijo.
Debemos aprender de la Virgen María esta apartara a Dios, esta entereza en la vida, esta profundidad de miras y de entrega. El Corazón de Cristo Jesús que celebrábamos ayer, como expresión suprema del amor De Dios a la humildad a, tiene un buen discípulo en el corazón de su Madre. Y debería tenerlo a en el nuestro, para que sepamos también nosotros meditar, estar atentos, amar ,saber sufrir, entregarnos con generosidad. Es la verdadera sabiduría y la garantía de la felicidad eterna.

María, Madre ayúdanos a acoger en nuestra vida a tu Hijo Jesús, y que nuestro corazón sea semejante al Suyo. Amén.

Un pobre sacerdote +++

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: