DOMINGO XVII TIEMPO ORDINARIO

DOMINGO XVII TIEMPO ORDINARIO

GÉNESIS:
– Es impresionante la oración de intercesión de Abrahán por los habitantes de Sodoma y Gamarra, a pesar de ser un pueblo sobre el que pesa un pecado grave. La forma de interceder es preciosa, pues lo primero es tener un temor reverencial al Señor, los segundo es formular con un respeto especial su petición a Dios, después argumenta desde no condenar a los inocentes con los culpables, siempre hay que poner la santidad de algunos para que el pueblo sea perdonado. Esto es lo que sucede con Jesucristo, que intercede entregando su vida, de este modo es el inocente por los culpables el que nos salva.
– La situación dramática en este pasaje bíblico es doble, lo primero que no lleguen a diez los inocentes, los justos, pero ojo que nuestra situación me da la sensación que no es mejor; y por otro lado que Abrahán desistiera en los diez, y no fuera rebajando incluso hasta poner por encima el gran amor De Dios, que los grandes pecados de los hombres.

SALMO:
«Cuando te invoqué, me escuchaste, Señor»
El salmista Irene experiencia de cómo Dios siempre escucha la oración de sus fieles, por eso pide a Dios con un corazón agradecido, y fundamentado en la misericordia y la lealtad del Señor; es el Señor quien se fije en el humilde, es el Señor quien quiere que todos los hombres se salven, y puedan conservar la vida , y vida en abundancia.

COLOSENSES:
– El pequeño trozo que leemos de la carta de San Pablo, nos recuerda la obra del Señor por nosotros, pues por la muerte del Señor, podemos ser sepultado con Él, para poder también con Él resucitar, y a ya no somos muertos, sino vivos; el pecado ya no tiene dominio sobre nosotros, pues somos de Cristo, que como dice el texto de hoy literalmente: «Canceló la nota de cargo que nos condenaba con sus cláusulas contrarias a nosotros; la quitó de en medio, clavándola en la cruz.»
Podríamos decir esto y ya está; pero tiene una implicación muy fuerte del Señor en nuestra vida, pues el Señor se implica tanto en nosotros, que no sólo nos abre las puertas del cielo para vivir con Él por siempre, y vivir ahora de su gracia; sino que carga sobre Él las culpas de nuestro pecado, pues la nota de cargo era morir por el pecado; y Él la ha pagado por nosotros clavándola en la Cruz, muriendo en la Cruz por todos nosotros, Él muere uno por todos, para que podamos tener Vida; y por esto ya no nos debemos al pecado, sino al que ha vencido el pecado, somos posesión de Cristo, y debemos vivir como tales.
– Podríamos decir que la factura, la condena que estaba escrita contra nosotros, ha quedado borrada, la quitó de en medio clavándola en la cruz. Es como si en la cruz de Cristo colgara el papel en que constaba nuestra deuda y que ahora ha quedado condonada.

LUCAS:
– Gran pregunta de los discípulos, JESÚS ENSÉÑANOS A ORAR. Y lo primero que nos muestra es que sin muchas palabras, con las palabras adecuadas, y pidiendo lo esencial, y aquí nos enseña el PADRE NUESTRO, la oración filial, la oración de los Hijos. Esta es la verdadera oración la que un hijo presenta a su Padre, y me atrevo a hacer una pequeña reflexión, no con el Padre nuestro del Evangelio, sino que el que rezamos cada día.

PADRE: es acercarse a Dios con toda confianza, con una audacia filial, que pide a su PAdre todo, porque todo lo espera de Él, es la audacia humilde del que se sabe amado y puede pedir lo que sea. Pero debemos buscar parecernos al Padre, y no solo pedirle, y acercarnos siempre a él con un corazón humilde y confiado, ser como niños

NUESTRO: no estamos solos, somos un pueblo, somos Iglesia, Dios hace una Alianza con su Pueblo, no con una persona en particular. Es una alegría y un reto tener hermanos, y hay que luchar por vivir ese único corazón y esa única alma que nos pide Dios, para ser verdaderos hermanos y clamar a un solo Padre. Debemos superar nuestra divisiones y conflictos, y ponernos de acuerdo para estar en Dios.

QUE ESTÁS EN EL CIELO: Dios PAdre está por encima de todo, este estar en el cielo manifiesta su majestad y su santidad; además nos muestra el misterio de la Alianza, y que es para que nosotros vayamos a estar con Él, al Cielo, a la casa del Padre, a nuestra casa, a nuestra patria.

Después pasamos a la Peticiones que son siete, de este modo buscamos sus bendiciones.
PRIMER GRUPO: las que nos llevan hacia Dios, para Él: TU NOMBRE / TU REINO / TU VOLUNTAD: lo propio del amor es pensar primeramente en Aquel a quien amamos; nuestro deseo es que Él Nombre De Dios sea conocido y amado en cada corazón; que su Reino de Amor, de justicia y de Paz, se instaure en la tierra / y que vivamos en su Voluntad, no según miramos humanos, sino según el cielo, como es en la majestad y santidad De Dios.
SEGUNDO GRUPO: son la ofrenda de nuestra esperanza y atraen la mirada del PAdre de las misericordias, para que ayude a sus pobre hijos: DANOS EL PAN / PERDÓNANOS / NO NOS DEJES CAER / LÍBRANOS. Son las peticiones de las cosas De Dios para nosotros, vivir de la Eucaristía, del alimento que perdura; vivir de su misericordia, no de la nuestra que se acaba pronto; que nos ayude en las tentaciones pues solos no podemos caminar, pues el mundo el Demonio y la carne pueden con nosotros; y que ante todo sea Él quien luche directamente contra el Mal, contra el Malo, que nos libre el Señor, que ha vencido al Demonio y todas sus huestes.

– Jesús después pone la parábola del AMIGO IMPORTUNO, para enseñarnos que la oración debe ser confiada, es de un Amigo a otro Amigo, que sabe que puede contar con Él. Pero que no basta con eso debe ser también PERSEVERANTE, hay que luchar por lo que se quiere, hay que arrancar las bendiciones del Corazón De Dios, y para ello hay que pedir continuamente y sin desfallecer, para que se disponga nuestro corazón a la gracia y para probar nuestro deseo de adquirir lo que le solicitamos a Dios.

– Luego tenemos una sentencia de Jesús que nos ayuda a recordar la enseñanza de hoy: «PEDID Y SE OS DARÁ, BUSCAD Y HALLARÉIS, LLAMAD Y SE OS ABRIRÁ; PORQUE TODO EL QUE PIDE RECIBE, EL QUE BUSCA HALLA, Y AL QUE LLAMA SE LE ABRE». Después de esto a mi lo que me dan ganas es de no dejar de pedir, pues el Señor está dispuesto a la escucha, pero ojo, la clave está también pedir en la Voluntad De Dios, que siempre quiere lo mejor para mí, y por eso no debemos a pedirle al Señor cosas caprichosas, sino lo que verdaderamente nos lleva a vivir según la vocación a la que hemos sido llamados, y como dice santa Teresita del Niño Jesús, esta vocación es el Amor.

– Termina la enseñanza de Jesús sobre la oración con esas preguntas en las que pone la comparación, que un padre no pueda dar nunca nada malo a su hijo, y que si el padre humano lo hace, el Padre no lo hará así, por eso la pregunta clave es: ¿Cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu SAnto a los que le piden? Es volver a lo de antes, pero Dios nos da su Amor, su Espíritu Santo para hacer su obra de Amor en nuestra vida, pues nuestra vocación es el Amor, y sólo podremos vivirlo con el Amor De Dios. La petición más grande es pedir siempre el Espíritu Santo para que nos ilumine y nos lleve a vivir en Dios.

María, Madre ayúdanos a tener una oración de hijos confiados en su Padre en el Cielo, y perseverante para arrancar del Corazón De Dios vivir en Santidad, vivir para el Cielo. Amén.

Un pobre sacerdote +++

TAMBIÉN PONGO UNA PEQUEÑA EXPOSICIÓN DEL PADRE NUESTRO POR SAN FRANCISCO DE ASÍS, PARA TENER UN RATO DE ORACIÓN TRANQUILO

1Oh santísimo Padre nuestro: creador, redentor, consolador y salvador nuestro.

2Que estás en el cielo: en los ángeles y en los santos; iluminándolos para el conocimiento, porque tú, Señor, eres luz; inflamándolos para el amor, porque tú, Señor, eres amor; habitando en ellos y colmándolos para la bienaventuranza, porque tú, Señor, eres sumo bien, eterno bien, del cual viene todo bien, sin el cual no hay ningún bien.

3Santificado sea tu nombre: clarificada sea en nosotros tu noticia, para que conozcamos cuál es la anchura (cf. Ef 3,18) de tus beneficios, la largura de tus promesas, la sublimidad de la majestad y la profundidad de los juicios.

4Venga a nosotros tu reino: para que tú reines en nosotros por la gracia y nos hagas llegar a tu reino, donde la visión de ti es manifiesta, la dilección de ti perfecta, la compañía de ti bienaventurada, la fruición de ti sempiterna.

5Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo: para que te amemos con todo el corazón (cf. Lc 10,27), pensando siempre en ti; con toda el alma, deseándote siempre a ti; con toda la mente, dirigiendo todas nuestras intenciones a ti, buscando en todo tu honor; y con todas nuestras fuerzas, gastando todas nuestras fuerzas y los sentidos del alma y del cuerpo en servicio de tu amor y no en otra cosa; y para que amemos a nuestro prójimo como a nosotros mismos, atrayéndolos a todos a tu amor según nuestras fuerzas, alegrándonos del bien de los otros como del nuestro y compadeciéndolos en sus males y no dando a nadie ocasión alguna de tropiezo (cf. 2 Cor 6,3).

6Danos hoy nuestro pan de cada día: tu amado Hijo, nuestro Señor Jesucristo: para memoria e inteligencia y reverencia del amor que tuvo por nosotros, y de lo que por nosotros dijo, hizo y padeció.

7Perdona nuestras ofensas: por tu misericordia inefable, por la virtud de la pasión de tu amado Hijo y por los méritos e intercesión de la beatísima Virgen y de todos tus elegidos.

8Como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden: y lo que no perdonamos plenamente, haz tú, Señor, que lo perdonemos plenamente, para que, por ti, amemos verdaderamente a los enemigos, y ante ti por ellos devotamente intercedamos, no devolviendo a nadie mal por mal (1 Tes 5,15), y nos apliquemos a ser provechosos para todos en ti.

9No nos dejes caer en la tentación: oculta o manifiesta, súbita o importuna.
10Y líbranos del mal: pasado, presente y futuro. Gloria al Padre, etc.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: