JUEVES XI SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

JUEVES XI SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

ECLESIÁSTICO:
– Vemos como el libro del Eclesiástico muestra su admiración por ELÍAS que no escribió ningún libro, pero fue un recio profeta de acción. También incluye en su alabanza a Eliseo su sucesor. Y lo que quiere mostrar es a estos profetas valientes que supieron hacer frente a la pérdida de la fe en el pueblo elegido, y lo llevan a la situación que vive el pueblo Israel, que es la misma.
– Al mirarnos nosotros en esta lectura, quizás debamos pedir algo del fuego de ELÍAS y algo de los milagros de Eliseo, pero sobretodo deberíamos aprender su fidelidad a Dios y su valentía en su actuación profética, por encima de lo que piensen los hombres, y buscando lo que Dios quiere.

SALMO:
«Alegraos, justos, con el Señor.»
Muestra la grandeza del Señor al que hay que adorar por encima de todo, y al que hay que ser fiel viviendo en la justicia que Él nos marca, esto es en la santidad De Dios.

MATEO:
– Hoy Jesús nos enseña a orar, para que no sea una oración con muchas palabras, porque Dios ya conoce lo. Que le vamos a decir. Jesús nos da un modelo de oración: el Padrenuestro; es resumen de la espiritualidad del Antiguo y del Nuevo Testamento.
– Nos hace pensar en Dios, que es nuestro Padre, su nombre, su Reino, su voluntad. Mostramos nuestro deseo de sintonizar con Dios. Luego pasa a nuestras necesidad: el pan de cada día, el perdón de nuestras culpas, la fuerza para no caer en tentación y vencer el mal.
– Jesús desataca una petición que tal vez nos resulta la más incómoda, si no perdonáis a los demás, tampoco vuestro PAdre perdonará vuestras culpas.
– Hoy lo debemos rezar con más lentitud, pensando en sus palabras, agradeciendo a Jesús que nos lo haya enseñado como la oración de los que se sienten y son hijos De Dios. Esta oración nos debe ir afirmando en nuestra condición de hijos para con Dios, y también en nuestra condición de hermanos de los demás, dispuestos a perdonar cuando haga falta, porque todos somos hijos del mismo Padre.

María, Madre enséñanos a ser hijos De Dios, a vivir como hijos De Dios, a orar como hijos De Dios. Amén.

Un pobre sacerdote +++

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: