JUEVES XIV SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

JUEVES XIV SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

GÉNESIS:
– Impresionante es la historia de José, pero sobre todo por el final de la parte que seguimos leyendo hoy: «Pero ahora no os preocupéis, ni os pese el haberme venido aquí, pues PARA PRESERVAR LA VIDA ME ENVIÓ DIOS DELANTE DE VOSOTROS». Que grande es esta afirmación, y ojalá nosotros sepamos reconocer que los caminos que recorremos si son los De Dios, son los mejores, y son los que nos llevan a la Vida de verdad y a vivir las cosas de verdad, aunque a veces esto signifique cargar con la cruz para que la salvación llegue a nuestra casa.
– Si comparamos la historia de José con la del Señor Jesús, vemos que Él también fue vendido por los suyos y llevado a la cruz; que muere pidiendo a Dios que perdone a sus verdugos; que parece haber fracasado en la misión encomendada, pero que nos muestra cómo Dios consigue sus propósitos de salvación también a través del mal y del pecado de las personas.
– La Gran lección de esta lectura para nosotros, es que tendríamos que aprender, sobre todo, a perdonar a los que nos han ofendido. Para ello pidamos la intercesión del Señor que da la vida para perdonar a los que le están matando, y que la salvación llegue a nuestra vida.

SALMO:
«Recordar las maravillas que hizo el Señor.»
El salmo comenta y desarrolla la idea de que la para la salvación Dios envía delante a José. Por eso hay que recordar la maravillas que hace el Señor. Llamó al hambre sobre aquella tierra…, por delante había enviado a José, vendido como esclavo. Los planes De Dios son admirables. Él va llevando a cumplimiento su promesa mesiánica por caminos que nos sorprenden.

MATEO:
– Jesús da a sus apóstoles, y por ende a todos los miembros De la Iglesia, una consignas, para que podamos cumplir la misión a la nos llama y elige, siguiendo su estilo y no según el nuestro:
+ Ante todo, lo que hay que anunciar es el REINO DE DIOS, el proyecto salvador De Dios, que se cumple en Jesús. No venimos a otra cosa sino a mostrar a Jesucristo y hacerle amar y servir.
+ Pero a las palabra deben seguir los hechos: curar enfermos, resucitar muertos, limpiar leprosos, echar demonios… Esto nos sólo en signo, sino en sentido literal, es necesario confiar en la acción sobrenatural De Dios. Y luego también dar testimonio además en lo más cotidiano. Que toda nuestra vida sea un reflejo del Evangelio, del Reino que anunciamos.
+ Dar gratis lo que hemos recibido gratis, esto no es sólo que no queremos ningún interés económicos, sino que no buscamos ninguna recompensa humana, sino que buscamos a Dios, y anunciar el Evangelio, y Él es nuestra recompensa. Su Amor nos basta.
+ Hay que vivir la Pobreza Evangélica, que no se apura en medios materiales, oro, plata, vestidos, alforjas, sino en la ayuda De Dios y en la fuerza de su palabra, esto es vivir en las manos De Dios, abandonados en su voluntad, y confiando en la acción de su Amor misericordioso.
+ Y por último el Aviso de que en lugares seremos recibidos y en otros no, y nos invita a sacudir el polvo de nuestro pies. Pero yo creo que si tenemos al Señor, y le anunciamos con todo nuestro ser, el Señor ya es nuestra recompensa, que mejor que tenerle a Él.

María te pedimos con todo el corazón, que nos ayudes a dar gratis a semejanza de tu Hijo; que seamos generoso en la entrega y no nos guardemos nada en nosotros mismos; que confiamos ante todo en la fuerza De Dios y no en los talentos que Dios nos da; ayúdanos a dar testimonio con nuestras palabras y obras, y que dejemos hacer obras grandes al Espíritu de tu Hijo; pero que sobre todo no dejemos de anunciar y mostrar a tu Hijo Jesucristo y su Reino de Salvación. Amén.

Un pobre sacerdote +++

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: