LUNES ANTES DE LA EPIFANÍA

LUNES ANTES DE LA EPIFANÍA

1 JUAN:
– Juan nos enseña que hay algunos que no creen en Cristo en su comunidad, y que abandonan la doctrina que habían recibido desde el principio, pero esto no es sólo que no crean en la doctrina enseñada, sino que es también la vivencia, pues llevan una práctica descuidada de la vida. Y por eso nosotros debemos cuidar las cosas, hay que estar vigilantes y no dejarnos seducir por las insinuaciones del pecado, del mundo, de los que se dejan llevar por el pecado.
– Se repite constantemente un verbo PERMANECER, es saber de quien nos fiamos, saber quien es fiel, y en quien podemos dejar nuestra vida, es permanecer en lo que Dios nos enseña, y sobre todo en la vida que nos invita a vivir. Permanecer en el Señor, en su amor, en su bondad, ser leales con lo que nos regala cada día, aquí está la clave de nuestra vida cristiana.

SALMO:
“Los confines de la tierra han contemplado la salvación de nuestro Dios.”
Es un salmo de los que se engloban en los cantos del reino del Israel restaurado después de la cautividad. El Señor que dio la libertad al Israel exiliado, ha operado por el Nacimiento de Cristo, una nueva liberación en favor nuestro. Si ante el paso de los repatriados los pueblos vecinos contemplan la victoria del Dios de Israel ante la nueva liberación operada por el Nacimiento de Cristo todos los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios.

JUAN:
+ Hoy al mirar el testimonio de Juan Bautista, la voz que clama la venida del Salvador, el testigo fiel que invitaba a la conversión porque el Mesías ya estaba aquí. Debemos preguntarnos, si somos buenos testigos de Jesús. Si reflejamos al Señor, si nuestra obras son testimonio de las suyas. Si de verdad ayudamos al prójimo, para que experimente el Amor De Dios, y les llevamos a un conocimiento De Dios en su totalidad y no en una parcialidad.
+ Lo más importante es que nosotros mismos no seamos anticristos, que no enseñemos lo contrario de lo que nos enseña Cristo Jesús. Para ello debemos llevar una vida conforme a Cristo, y no conforme a a algo distinto de Él.

María Madre, enséñanos a ser luz de Cristo para el mundo. Amén

Un pobre sacerdote +++

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: