DOMINGO I ADVIENTO CICLO B

DOMINGO I ADVIENTO CICLO B

Hoy los cristianos comenzamos un nuevo año litúrgico, y empezamos a caminar en él buscando a Jesús que se quiere hacer presente en nuestra historia para comunicarnos su salvación; quiere ser Dios con nosotros, y nosotros nos preparamos para dejarle hacer su obra en nuestras vidas.

ISAÍAS:

–        “¡Ojalá rasgases el cielo y bajases, derritiendo los montes con tu presencia!” Es el Señor quien sale a nuestro encuentro, quién nos busca, pues es el único capaz de perdonar nuestras culpas. El texto nos llega a decir que nadie se esforzaba por aferrase a Dios y esto llevaba a que el Señor deja al hombre según el poder de la culpa.

–        “Señor, tú eres nuestro padre, nosotros la arcilla y tú el alfarero: somos todos obra de tu mano.” Este Adviento es tiempo para dejarnos hacer para dejarnos moldear, para ser barro dócil, que se deja transformar, y así Dios podrá hacer de nuestro pobre barro una obra magnifica, una obra preciosa. 

–        El profeta llama a Dios “nuestro Padre” y “nuestro Redentor”, de modo que es Él quien hace la obra, y le pedimos que la haga. Que importante es confiar en el Señor, para que haga su obra, nos perdone y nos salve. Que se rasguen los cielos y baje la salvación De Dios.

–        El profeta nos muestra la primera condición para que Dios nos salve, RECONOCERSE PECADORES. Todos somos pecadores, impuros y culpables, si lo reconocemos y lo ponemos en mano De Dios, el Señor podrá hacer su obra de salvación en nosotros.

– El profeta ora a su Padre a su Redentor, con gran confianza, de este modo así debería ser también nuestra oración, además a nosotros Jesús nos ha enseñado a decir a Dios Padre, y Él se ha acercado a nosotros, con más motivos nosotros deberíamos vivir en la confianza en Dios, y debemos pedirle que se acerque a nosotros y que nos ayude, pues sabemos que nos amar entrañablemente.

SALMO:

            “Oh Dios restáuranos, que brille tu rostro y nos salve”

            Esta escrito en tono de humilde confianza, llamando a Dios “Pastor de Israel” y le pide que venga en ayuda del pueblo, que visite su viña y que la de vida.

1 CORINTIOS:

–        Es el Señor quien ha enriquecido a los corintios en todo, en su forma de hablar, en su saber, y todo por acoger y aceptar el testimonio de Cristo. Pero no sólo es acoger a Cristo en un momento, sino que es permanecer y perseverar, ser fieles participando de la vida de Jesucristo para que nos modele según su voluntad.

– San Pablo anima a los cristianos a la espera de los tiempo finales, esperan la revelación del Señor Jesucristo. Esta manifestación sucederá en el día del Señor, de este modo la venida de Cristo, es fundamento de la esperanza de los cristianos y signo de la unidad entre todos ellos.

MARCOS:

–        “Mirad, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento”. Se trata en el día de hoy de velar, de estar en espera de la venida del Señor, y que no nos encuentre dormidos, que no nos encuentre con el corazón y la mente llenos de tantas y tantas cosas que nos separan de Él.

–        La espera y la vigilia que hacemos en el primer domingo de Adviento no es tanto viniendo hacer memoria de la Natividad del Señor, sino que es más escatológica, esperando la venida del Señor al final de los tiempos.

–        Jesús nos invita hoy a la vigilancia con una parábola, comparando la venida última con la vuelta del amo, que se ha ido de vieja y puede volver a casa en cualquier momento. Y tienen que estar preparados para servir al amo en cualquier momento. Es una invitación a todos a Velar.

–        Este invitación nos mueve a no quedarnos en nosotros mismos, en nuestra comodidades y perezas, a no instalarnos en valores a medias y descuidando lo fundamental. El adviento es como UN DESPERTADOR ESPIRITUAL; nos estimula a la vigilancia orientando nuestra mirada, ante todo, hacia adelante, a la ÚLTIMA VENIDA, al final de los tiempos, la venida gloriosa del Señor como juez de la historia. También nos prepara a la VENIDA SACRAMENTAL, que sucederá con gracias siempre renovada, en la Navidad de este año. Y por último nos prepara para LA VENIDA DIARIA del Señor a nuestras vidas, y a reconocerle en medio de nosotros todos los días hasta el fin del mundo.

–        VIGILAR es:

o   No dejarse vencer por el sueño, no caer en el sopor o en la pereza o en la rutina.

o   Es estar  atentos a Dios, a su venida continuada a nuestras vidas, y acogerle cada día.

o   Darse cuenta de que no sabemos cuándo acabará nuestro camino personal. Pero lo importante no es saber cuándo vendrá, sino cómo tenemos que estar preparados para que nos encuentre dispuestos a recibirle.

o   Es mirar al futuro, y orientar adecuadamente nuestra vida diaria. 

–        Vivir el Adviento es reconocer que sólo en Dios está la salvación, que las seguridades que nos ofrecen el dinero, el placer, el poder, son efímeras. El Adviento es una verdadera escuela de vida y esperanza, para dejarnos hacer por Dios, más que nosotros hacer por Él.

–        Lo que más impresiona de la llamada del Señor a estar despiertos, es que EL SUEÑO NOS HACE CARENTES DE RESPONSABILIDAD, nosotros lo que soñamos no somos responsables de los actos que ahí hacemos. Y el Señor nos invita a salir de esta vida que no es vida, y a vivir de verdad, porque muchos viven en los más dulces sueños y no en la realidad. 

–        Debemos ESTAR ATENTOS que es estar tendentes hacia alguna cosa, y nosotros debemos tender siempre hacia la eternidad con Dios. Y esto se vive estando PRONTOS, que es estar siempre dispuesto a lo que el Señor quiera.  Y todo esto se vive por medio de la ORACIÓN, contenido principal de la vigilia, es imponer silencio a todos y a todos, apagar todo audio o escucha, para situarse en la presencia De Dios, volver a encontramos a nosotros mismos y reflexionar sobe la propia vida con Dios.

María, Madre que esperemos siempre contigo, tú esperaste con gozo la salvación De Dios, y no permaneciste dormida, sino que estuviste vigilante, en vela, muéstranos el camino para recibir a Dios en nuestra vida, y vivir para Él. Amén.

Un pobre sacerdote de Jesucristo +++

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: